(Pieza elaborada para el Círculo de Empresarios)

Una de las claves para el crecimiento económico, la mejora de la competitividad y el progreso social está en la calidad del sistema jurídico. Tiene que ser rápido, con una regulación clara, estable y predecible. Y en España, el sistema jurídico todavía tiene margen de mejora. Estas son algunas de las propuestas:

.- Aumentar el gasto público para la modernización tecnológica de la Justicia

.- Evitar cambios legislativos sorpresivos que dificultan la planificación empresarial

.- Potenciar la presunción de inocencia para evitar daños reputacionales

.- Cumplir con los plazos de la instrucción

.- Potenciar la mediación y el arbitraje para la resolución de conflictos

.- Y dotar de mayor flexibilidad al concurso de acreedores para favorecer la continuidad empresarial

De este modo, para atraer inversiones hay que garantizar la estabilidad legislativa y la independencia jurídica. Porque está demostrado que los países con más calidad institucional son los más competitivos.