Que la banca tradicional esté cerrando acuerdos con plataformas fintech o creando las suyas propias para no perder terreno en el negocio de la financiación online, deja claro que esta alternativa de inyección de liquidez para pymes viene para quedarse. Y no sólo para solicitar un crédito, sino también para realizar otras operaciones ordinarias, como el anticipo de facturas o los descuentos de pagarés. (Sigue leyendo en Blog SOSPyme, de Solunion)