EL DECLIVE DE FACTURAR POR HORAS

Poco a poco, las tarifas planas se van haciendo extensivas a los servicios profesionales de otros sectores más allá de la abogacía. Tras la crisis económica, las empresas tuvieron que recortar gastos y mirar con lupa los costes. La dificultad de prever el alcance de los honorarios de servicios con el contador en marcha hizo que muchas compañías empezaran a mirar con recelo la facturación por horas. (Estracto del post publicado en blog El Exportómetro de Solunion)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *