Cuando tu producto o servicio está en manos de un intermediario

La economía colaborativa, la digitalización y, por qué no, la falta de tiempo y el exceso de información han posicionado al alza un perfil, otrora denostado. Hablo del intermediario, esa figura cuyo rol encarece el producto o servicio, algo que, por otra parte, el cliente final da por descontado, pero que en determinadas actividades ofrece una de cal y otra de arena al proveedor. 

Abre la puerta a nuevos clientes, pero se pierde el control sobre los mismos; reduce costes, pero también el crecimiento; es un buen escaparate, pero, nuevamente, se pierde el control del producto o servicio. ¿Algún pro/contra más?

(Puedes leer el post completo en blog El Exportómetro de Solunion)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *