Da igual dónde se ubique su negocio, ya sea Alemania, México o China, si se maneja información personal de ciudadanos europeos, habrá que cumplir con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea, que entrará en vigor el próximo 25 de mayo. Conviene adaptarse porque el incumplimiento sale muy caro.

Puedes obtener más información en el último post que he escrito para el Blog El Exportómetro de Solunion. Además del régimen sancionador, hay novedades en la figura del delegado de Protección de Datos, transparencia, derecho al olvido y portabiliad de datos, y en el rediseño y ubicación de los avisos.